¿Como puedo hacerte más feliz?


¡No te pases! ¿Te has puesto a pensar cómo te pueden hacer más feliz a ti? Nos pasamos pensando en cómo dar felicidad a otros y sobre todo a nuestra pareja. Pensando en que si es feliz no nos dejará. Entonces utilizamos el sexo creyendo que retendrá a nuestro ser amado, nos aprendemos las mejores poses, tenemos el teléfono de la tienda de lencería en discado rápido, antes que el número de Serenazgo. Buscamos la forma de siempre oler rico…para él. Considerando que mientras más fuerte huela el, más nos encanta, incluso si no se ha bañado en varios días. Disfrutamos del acto más que por nosotras, por el placer que le causa a él. Te has puesto a pensar que haces esto para sentirte validada. ¿Sientes tal ves que él se siente más cercano a ti en estas circunstancias y buscas este escenario para sentirte querida? ¿Qué no te va a dejar porque eres buena en la cama?

¿Cuantos años has seguido el mismo patrón? ¿Cuánto tiempo has actuado bajo el enunciado “trata a otros como quisieras que te traten a ti”? Lo buscas, lo llamas, lo abrumas con detalles… ¿Para qué? Suplicando al cielo que el actúe de la misma manera. ¿Sucede? ¿Cambia su conducta? Más bien sucede todo lo contrario, se aleja. Analicemos esto: ¿Qué sucede cuando alguien es así contigo, si es que alguna vez ha sucedido? TÚ te aburres, deja de ser un reto para ti, buscas otras entretenciones porque te sientes segura. En realidad buscas que él se comporte de una manera inadecuada para reforzar tu rol de víctima, donde puedas tener una excusa para llorar y sufrir. Preguntándote ¿Por qué a mí? Y claro que te sucederá a ti, pues no has aprendido a contenerte a ti misma. Entregas tu soberanía al otro y lo que pase o deje de pasar es responsabilidad de un factor externo, pero en mayor medida culpándote y exigiendo ser mejor para él, para que él no te deje.

Lo más interesante es que no ves sus errores o todo el empaque que contiene a tu ser querido. Tú vas utilizar cualquier empaque para depositar tus esperanzas. Tienes un ideal y lo plasmas en cualquier envase roto. Por más que sea increíble, los envases son siempre parecidos ya que provienen de un mismo lote, hombres marcados con problemas personales que TÚ consideras interesantes porque “puedes” arreglar. Si no necesitaran arreglo para que te necesitarían y lo que buscas es que te quieran…no? Entonces tratas de parcharlos, aunque a ellos mismos les importe un cacahuate y en ese intento te alejas más de ti misma, más de tu verdad.

¿Será tan doloroso mirarte hacía adentro? ¿Qué aspectos de tu vida no quieres ver? ¿Qué puedes hacer para que la experiencia de auto conocimiento no sea tan dolorosa?

No se trata de componer tu mundo en estas líneas sino de crear conciencia de lo que haces. Probablemente es necesario realizar una restructuración cognitiva de modelos aprendidos, pero difícilmente lo harás sola. La finalidad de éste escrito es para que no te engañes y seas consciente de tus actos. Acepta que es lo que buscas, si es sexo o si es amor.

Entraremos en más detalle al auto conocimiento en otra edición. Si tienes sugerencias o preguntas, házmelo saber.

Tatiana Cuadros


Posts Destacados
Posts Recientes

Sígueme:

  • Icono social LinkedIn
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now