¡Empodérate ya! No lo pienses más... ¡y toma las riendas de tu vida!


La vida entera la pasamos viviendo para otros, criadas para atender a los demás. Está en definitiva en nuestro chip. Desde una perspectiva evolutiva, mientras que los hombres se iban a cazar, nosotras nos quedábamos a cuidar a las crías. Lo cuál por supuesto hizo que desarrolláramos distintas habilidades. Por ejemplo, debido a la oscuridad de las cavernas nos hizo expertas en la distinción de los colores, también de las expresiones faciales. Desarrollamos la comunicación, pero para expresar emociones, pues no se nos ha permitido pensar. Las leyes nos han mantenido oprimidas por muchos años, sosteniendo la disparidad salarial, laboral, educacional incluso hasta judicial.

Hoy en día se habla mucho del empoderamiento ¿Qué significa eso para ti? ¿Es simplemente ser igual que los hombres? ¿Te digo la verdad? NO LO SOMOS y nunca lo seremos, somos totalmente distintos si hasta cromosómicamente somos diferentes y no por eso somos menos, ni más.

Lo que si es importante recalcar es que somos más complejas, ya que pensamos en varias cosas al mismo tiempo y también podemos realizarlas. Es increíble como podemos atender a los hijos mientras trabajamos o limpiamos la casa o estamos en la computadora o al teléfono. Lo cuál es casi imposible realizar por el hombre ya que sería simplemente un caos. Ellos necesitan enfocarse en un objetivo, en su presa. Si reciben muchos estímulos al mismo tiempo, su eficiencia disminuye notablemente. Es cuestión de evolución, además nuestros cerebros están mejor conectados por un cuerpo calloso más grueso, que se traduce en una mayor conexión entre ambos hemisferios. No se está hablando de inteligencia, pues existen distintos tipos y grados. (https://elpais.com/diario/1989/04/19/sociedad/608940008_850215.html)

Por otro lado y no menos importante, está el tema de la familia, las mujeres tenemos la bendición de dar a luz y por lo tanto eso nos diferencia de los hombres ya que aunque quisieran no podrían sentirse relacionados en cuanto al sentimiento tan profundo que una siente cuando sale a trabajar y deja a sus hijos. Es una sensación muy difícil y nos hace muy vulnerable ante los ojos masculinos. Sin embargo, si volteamos esa óptica, podemos verlo como un motor para nuestra lucha diaria en esta sociedad.

Estamos completamente formateadas para entregarnos en cuerpo y alma a los demás y es de alguna manera mal visto y egoísta guardarse un poco para una misma. Sin embargo, te digo y te pido que abras tu mente y analices lo siguiente: ¿No te sentirías feliz si tu madre lo hubiera sido? ¿No te hubieras sentido orgullosa de ella, si ella se hubiera propuesto metas y las hubiera alcanzado? ¿No te habría hecho feliz si se hubiera independizado de un hombre que la maltrataba (si fuese el caso)? Respóndete esas preguntas para responderte sinceramente lo que tus hijos querrían para ti. Obviamente querrían lo mismo que tu hubieras querido para tu propia madre. ¿Sabes por qué? Por qué cuando uno quiere a alguien, quiere verlos lograr sus objetivos, verlos triunfar. Claro, sin dejar sus responsabilidades como progenitor.

Lo que quiero que entiendas es que está en tus manos tu destino, nadie lo hará por ti y si no crees en ti ¿Por qué otros deberían hacerlo? Ya es hora que la gente escuche tu voz, tu tienes la capacidad, estudia, emprende! Ya se está dando más oportunidades para la mujer en nuestro país. Pero todo empieza en casa.

Te brindo opciones para que empieces tu propio negocio:

http://www.oportunidadesperu.pe/instituciones/159-financiamiento-para-iniciar-un-negocio-oportunidades-peru.html

http://www.oportunidadesperu.pe/instituciones/167-financiamiento-para-mujeres-emprendedoras-oportunidades-peru.html

http://www.care.org.pe/yoemprendedora/oportunidades-y-financiamiento/

https://elcomercio.pe/opinion/colaboradores/mujeres-emprendedoras-debbie-jaffe-143421

Es necesario empoderar a las mujeres desde niñas, cultivar una autoestima saludable, hacerlas crear metas, mirarlas a los ojos y así reconocerlas en su integridad, fomentar que den su opinión. Si no les gusta algo que fundamenten el porqué, educarlas a que dependan de ellas, no de un hombre. No criarlas como princesas pues el príncipe azul no existe y los castillos en las nubes tampoco. Empodera a tu niña a temprana edad para que sea una mujer exitosa en el futuro, segura de sí misma y consciente de otros en ésta sociedad.

Acompáñame a incursionar en un mundo único y excepcional….tu mundo!

Te invito a que visites mi página web www.tatianacoach.com y que me sigas en mis redes sociales.

Tatiana Coach siempre contigo!


Posts Destacados
Posts Recientes

Sígueme:

  • Icono social LinkedIn
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now